lunes, 19 de julio de 2010

Centenario de un asesinato


    Corría el año 1910 cuando Steinés convence al patrón del Tour para realizar dos etapas atravesando los grandes colosos pirenaicos, avalado por los excelentes resultados de la inclusión de los puertos Ballon d´Alsace en los Vosgos y Bayard y Laffrey en los Alpes y con una única condición, que pudiera realizar el recorrido integramente en automóvil. Así examina estos colosos, por carreteras de tierra, auténticos patatales hasta que en el Col du Tôurmalet y en su cima impracticable por la nieve, Steinés con una férrea determinación decide continuar a pie. Cae la noche cuando corona el puerto, con el crujido de la nieve como única defensa ante lo que acecha al amparo de la oscuridad y el descenso por una vertiente desconocida como única opción entre barrancos y muros impracticables.
    De madrugada, fue encontrado por su chófer agotado y aterido de frío cerca del pueblo de Barèges. Por la mañana manda un telegrama  indicando el estado del puerto:
  
Pasado el Tourmalet. Ruta en buen estado. Perfectamente practicable. Steinès. 

    El 21 de julio de 1910, 326 km con el Peyresourde, Aspin, Tourmalet, Aubisque y Osquich, en los hierros de la época sin desarrollos adecuados, Garrigou llevaba 45 × 22, el a la postre ganador de ese Tour Octavie Lapize en la cima del Toumalet se encaró a varios arbitros con su mítica frase:

"Vous êtes des assassins! Oui, des assassins!"

    Hay fuentes que sugieren que los acontecimientos no fueron exactamente de ese modo pero como dudar del poder romántico de los tiempos heroicos del ciclismo.


    Dedicado a mis buenos amigos de La Plataforma de Recorridos Ciclistas, especialmente a un compañero de cola de grupeta en el vicio de subir puertos y montañas, Buru y su genial locura de Ciclismo de Madera y Viento.



Mas información:
Historia del Tour
Memoria de un asesinato

3 comentarios:

Cook dijo...

Chuparruedis,

Te recomiendo este artículo sobre esa época romántica, no sé si no lo conoces:

http://www.63xc.com/willm/tdef.htm

Plantea varias tesis interesantes.

Una de ellas se refiere a los "hierros" de la época. La tesis del autor es que no sólo eran la vanguardia tecnológica de la industria de la época, sino que sus características estaban adaptadas a las condiciones de los caminos de cabras, más que carreteras, que subían esos puertos.

Considera que es una error comparar esas bicis con una bici de carretera actual, que es más ajustado compararlas con bicis de cyclocross, casi un híbrido de mtb.

No llega a plantear esta pregunta, pero te planteo yo, me gustaría tu comentario como experto:

Si tuvieras que salira competir y hacer la etapa de 1910, con +360 kms y subiendo esos puertos tremendos por caminos de cabra, y luego bajándolos...., y con las reglas de la época que primaban la fiabilidad no sólo la velocidad pura (que creo que prohibían cualquier ayuda técnica y el ciclista tenía que ser el único mecánico de su bici), si te dieran a elegir, ¿estás seguro que elegirías la specialized de Contador, o te quedarías con el hierro de la época?

Vale que el hierro pesaba - creo - 16 kilos, casi 10 más que la de Alberto. Pero tenía neumáticos aproximadamente equivalentes a los actuales 700/35, ruedas con buen número de radios, cuadro de acero (probablemente bien adaptado a terreno duro, y en 1910 ya sabían soldar muy muy bien). No había cambio de marchas pero creo que tenían la posibilidad de montar 2 piñones atrás por lo que al menos podrías tener una marcha corta para la subida (aunque tuvieras que bajarte a sacar la rueda y tal...). Piñón fijo pero ¿y qué?, para bajar (quizás en lluvia) ese Tourmalet de la época sin asfaltar seguramente me sentiría más seguro con piñón fijo que con piñón libre y frenos de llanta. Y etc.

Qué tiempos románticos.

Otra idea que me gusta es esa de que en 1910 las bicis eran - por un breve tiempo entre fin de la época caballo y hegemonía de coches y camiones - el artefacto más rápido en la carretera. Y que según se mire, por tanto, las carreteras de la época no sólo no eran horribles, sino un paraíso ciclista que tal vez nunca volverá...

En fin, que me ha gustado este artículo, espero que lo disfrutes.

Saludos,

Chuparuedis dijo...

No lo había leido está chulo.

A mi lo que me echa para tras es un desarrollo de 45x22 con 16kg y yo que no soy ligero para ser ciclista, peso 85kg, suman 101 kg mas agua, tubulares y comida. Los neumáticos actuales como mucho se usan 700x25 o 700x28 y en pruebas como la Roubaix, lo mas habitual es de 700x20 a 700x23 que usan los cicloturistas, 700x35 que yo sepa no se usa ni en ciclocross.

Esas bicis no son comparables ni con las de ciclocross que están carbonizadas y mucho menos con BTT que son bicis con otras dimensiones aunque me he realizado rutas en BTT con mas de 200km del tirón no son la mejor elección.

Para una carrera de 360km en los términos que propones en caso de tener las carreteras-caminos hechas un patatal usaría una bici que tengo de los años '30, con poca piedra tengo una bici de 10 velocidades de principios de los '70 y si los caminos se encuentran en el estado actual la bici de carretera que utilizo habitualmente, es del año 1994 era la segunda bici de Luc Leblanc y la compré casi nueva no hizo mas de 300km en el Tour de 1994 las fotos que pongo en los enlaces son de esa bici en una prueba ciclista que estamos intentando crear para recuperar esa épica, de siempre me suelo meter mucho por caminos de tierra bastante peores de los que aparecen en la fotos y con cubiertas de 700x23.

http://farm3.static.flickr.com/2599/3944513958_b355cb18d6_o.jpg

http://farm3.static.flickr.com/2445/3944717699_3747cd8ff9_o.jpg

Uno de mis socios en esta aventura también con cubiertas 700x23:

http://farm3.static.flickr.com/2434/3945461470_1deb753955_o.jpg

http://farm3.static.flickr.com/2627/3944695607_3613e3363e_o.jpg

http://torresdeasfalto.blogspot.com/search/label/GP%20Canal%20de%20Castilla

Y fotos de alguno de mis recorridos habituales breveteros cuando estoy en el pueblo, también con bici de carretera y 700x23:

http://farm5.static.flickr.com/4107/4831583512_2b1ec43691_b.jpg

http://farm5.static.flickr.com/4119/4830968933_f27c6ca10d_b.jpg

http://farm5.static.flickr.com/4090/4831583352_d898a85494_b.jpg


Y si el material no fuera un problema, es decir la bici es del equipo y si se rompe no la tengo que pagar, usaría una bici de carbono al estilo de las que usan en la Roubaix con triple plato y puesto que se trabajar las resinas y las fibras como el carbono llevaría un kit de reparación que no pesa mucho y se puede usar in situ cosa que soldar no, en esa época tenias que buscar el taller de un herrero con un arbitro pegado a la chepa para no hacer trampa, eso si después de la carrera no me fiaría mucho de la bici si ha sido golpeada por alguna piedra.

La hegemonía de la bici es como bien dices no había otra, mi abuela contaba una de las anécdotas sobre mi padre de como con 16 años fue a sacarse una muela en bici a causa de un flemón super doloroso, no tendría nada de particular si no fuese por los mas de 100km en un hierro de la época por carreteras de tierra que tuvo que hacerse subiendo un par de puertecillos, lo les quedaba otra era el medio mas económico y rápido.

Chuparuedis dijo...

Había olvidado lo del piñón fijo, bajar el Tourmalet en piñón fijo en el camino de cabras que era me parece una tortura brutal para las piernas y especialmente las rodillas, con los frenos de llantas si hay que bloquear mucho el freno las muñecas se sobrecargan pero es mucho mejor que el bloqueo del piñon fijo, ahora piñon fijo con frenos de ayuda no estaría mal.