sábado, 10 de octubre de 2009

Gran Premio Canal de Castilla, edición 0.0

 

    Vivimos en la era espacial, en cuanto a los estados mas desarrollados se refiere, con un modo de vida en el que sin los polímeros no sabríamos vivir. El mundo del ciclismo deportivo, desde el cicloturismo contemplativo al mas competitivo está marcado profundamente por el carácter de los “composites” y la fibra carbono, donde gastarse mas de 2000 € en una bicicleta parece una necesidad mas que una realidad. En un ciclismo que ha profesionalizado hasta a sus aficionados, donde la apatía, la comodidad y conservadurismo se han establecido como cánones y son ley.


    En este ambiente solo un visionario como Víctor podría liar a un grupo de gente extraordinariamente creativa y completamente enferma de ciclismo, hay que decir que los implicados en este proyecto somos fáciles, por soñadores acostumbrados a realizar nuestros sueños, cuando de quimeras encaminadas a recuperar la épica y el espectáculo del ciclismo se refiere.


    Si además, este sueño se entronca con el sueño ilustrado el espíritu pionero se hace mas que palpable. El GP Canal de Castilla nace sin complejos, con la vocación y el sabor de las grandes clásicas del norte de Europa, aspirando a todo. Solo por su concepción con mas de 90km por firmes no convencionales, nace impregnada del romanticismo de los tiempos heroicos del ciclismo, donde nuestros abuelos como no sabían que era imposible circular en bicicletas por caminos de tierra, lo hacían. La idea no es nueva, Francia tiene su carrera en la Tro-Bro León e Italia la suya con la Eroica, ¿por qué no España? donde aún se organiza la hermana pequeña de las tres grandes pruebas por etapas y donde siempre ha faltado una carrera al estilo de las grandes clásicas que aporte de nuevo el aroma de grandes gestas a nuestra solera ciclista.


    La oportunidad se ha presentado con el reciente arreglo de los caminos de sirga del Canal de Castilla, una de las mayores obras de ingeniería civil realizadas en España. Con nuestro proyecto nos hemos propuesto añadir una piedra mas en ese esfuerzo que están haciendo las administraciones de afianzar el “castillo en el aire” que supuso El Canal de Castilla en el s XVIII y que el tiempo estaba volatilizando. El GP Premio Canal de Castilla se centra en fomentar un desarrollo turístico primando los valores patrimoniales, naturales y deportivos no solo en el Canal si no también en su entorno usando como plataforma una pasión común a los integrantes de este proyecto, el ciclismo.



    Para consolidar este proyecto iremos paso a paso, primero con la celebración de una prueba cicloturista no competitiva. Este año coincidiendo con el 250 aniversario de la colocación de la primera piedra del Canal de Castilla en Alar del Rey hemos realizado una edición cero, enfocada a conmemorar ese día y a testear el recorrido para valorar su viabilidad.


    Buscamos recuperar la epopeya y el sabor añejo de un ciclismo de antaño en el marco incomparable que ofrece el Canal de Castilla y el Románico Palentino. Un entorno maravilloso cargado de historia donde los intrépidos podrán quitarle el polvo que han acumulado sus viejas flacas de acero y aluminio olvidadas en los trasteros y sustituirlo por la tierra de vías cargadas de historia y sueños.


    El día 26 dimos el primer gran paso para conducir por esos caminos a un pelotón élite. Como los sueños se contagian, acompañados de un grupo de afectados por esa maravillosa fiebre que es el ciclismo, recorrimos esos caminos que en un pasado no tan lejano eran las arterias que mantenían vivas estas comarcas castellanas. El recorrido a pesar de la dureza de alguna sirga fue aprobado con nota, las caras cansadas cubiertas por una pátina de polvo irradiaban la ilusión de la experiencia vivida que junto con las manifestaciones de alabanzas, esa noche tras soñar despiertos a lo largo del día pudimos dormir sobre un colchón de felicidad. Al día siguiente disfrutamos de la resaca sabiendo el largo camino y la cantidad de trabajo que tenemos por delante.


   La prueba discurre por tres provincias, Palencia, Burgos y Valladolid, constará de dos recorridos diferentes que se realizarán en años alternos: los años pares se realizará el recorrido descendente, con inicio en la localidad palentina de Aguilar de Campoo y final en Valladolid, 237 km. Los años impares se realizará el recorrido inverso, con alguna pequeña variante. Para la edición cero lo realizaremos en sentido descendente al tener una dureza sensiblemente menor. El perfil está realizado por Nebreda:


    Los tramos de color tierra corresponden a las carreteras blancas, caminos de concentración parcelaria y los amarillos a las sirgas.


    En esta primera edición hemos suprimido la primera cota, sin embargo estará presente en las siguientes, no daba tiempo a dejarla preparada para el paso de bicicletas de carretera al poseer alguna rampa con dos dígitos. Reduciéndose la distancia total a 230 km. Varias fotos del tramo suprimido:






Las cotas, sirgas, etc, irán engalanadas con magníficos Burucarteles:




La Crónica en imágenes:

"... La sensación de rodar a mas de 40km/h
por una pista de tierra en bici de carretera,
es inigualable."

Uno de los comentarios mas repetidos durante el recorrido

    A estas alturas de mi joven vida, habiendo tenido puestos de extrema responsabilidad, estar nervioso en cualquier circunstancia me resulta bastante difícil pero no negaré que algo inquieto si me encontraba. Solo Víctor y yo conocíamos el recorrido sobre el terreno, en mi caso solo lo había realizado en una ocasión y al tratarse de una marcha informal no estaban señalizados los mas de setenta cruces que hay en el trazado, por tanto dependía de la capacidad de mi memoria fotográfica y de alternar el liderato con Víctor para ir descansando. La presencia de varios puntos peligrosos en los primeros cincuenta kilómetros me hacía estar en una tensión que no sentía desde hace bastante tiempo. No fue hasta pasada esa primera parte en la que me pude relajar y dedicarme a hacer fotos, por tanto he añadido fotos de cuando hice el recorrido de reconocimiento. 

    Salida neutralizada en Aguilar de Campoo, una breve reunión con los participantes para comprobar la presión de las ruedas, la mecánica, presentar a los conductores de los coches de apoyo y recordar unas normas muy básicas. 

El alba nos mostraba la belleza de una ciudad que ha sabido cuidar parte de su patrimonio...





    Aunque tiene abandonada la que sería la primera fábrica de galletas María, tan importante en el desarrollo de la comarca...



    Pasamos el Km 0 y olvido poner en marcha el ciclo-computador, no lo haré hasta haber recorrido unos 8 km desde Aguilar, algo que aparentemente no tiene importancia mas adelante me crearía un pequeño quebradero de cabeza.


Rebolledo de la Inera:





 Tras la primera toma de contacto con las carreteras blancas, unos kilómetros de asfalto para relajarnos y encarar la primera cota en tierra, Las Tuerces, cota nº 2 en el perfil...





    En Villaescusa de las Torres paramos para reagruparnos cuando recibo una llamada de Victor, han roto una cadena y como sabe que estoy habituado a esta aventuras llevo todo lo necesario para salir del paso. Vuelvo al comienzo de la cota y me encuentro con la típica rotura de cadena que se dá cuando cambias de firme, muy habitual en las clásicas de adoquines al saltar la cadena y quedarse trabada con el cuadro. Me quedo arreglandola mientras Victor continuará la marcha, si es necesario nos subiremos al coche de apoyo y nos reincorporaremos mas adelante. Foto realizada por Peter:


    El chico de Palencia que había roto la cadena y yo nos ponemos de acuerdo para no subir al coche, comenzamos una crono por parejas con relevos a mas de 50km/h, tras bastantes kilómetros poniéndonos en ocasiones a 60km/h (bajamos la carretera blanca de la cota a 45 km/h, lanzando chinas a diestro y siniestro) a ver si alcanzábamos al resto del grupo, tras cada loma mirábamos y no los veíamos apretando mas el paso, íbamos tan ciegos que no me dí cuenta de unos cristales que había en el suelo y a la altura de la Cascada de los Murciélagos, en firme de asfalto pinché, eso creía, que había pinchado con los cristales. Con el pinchazo arreglado, la rueda casi inflada y los coches de apoyo no sabíamos donde estaban y llamé a Víctor, estaba claro que con el retraso del pinchazo ya no los pillábamos, no había mas que cruzado las primeras palabras vía móvil cuando los veo aparecer detrás nuestro. Nuestras caras de perplejidad tuvieron que ser para enmarcar. :parri)

    Solo cabía la posibilidad de que habíamos tomado un atajo, lo curioso es que comparando los kilómetros que llevaba con el resto de los compañeros solo variaban en dos kilómetros a favor mio, teniendo en cuenta que la cota de Las Tuerces la subí tres veces, dos en el sentido de la marcha y una en contra, el ciclo-computador lo había puesto en marcha tarde, no tenía ni idea de por donde atajamos y los adelantamos. Luego comprobando el perfil resulta que hicimos el mismo recorrido, así que la única posibilidad es que alguna población la cruzásemos por calles diferentes. Si no pincho me veo con la angustia de llegar Frómista sin el almuerzo puesto y pensando que ya habían acabado...:parri)

(...)

    Llegamos a Alar del Rey donde empieza el Canal de Castilla y se palpa la espectación entre los que nunca han visto el Canal de Castilla,...









Primer pinchazo en una sirga, volvería a repetir al no poder alcanzar la presión adecuada...








Un descanso por asfalto hasta Osorno e iniciar el tramo 2 de la marcha...






Vías gemelas...




    Encaramos la sirga mas larga, denominada "Camino de Santiago" por coincidir con ella durante algunos kilómetros. Es nuestro Fôret de Aremberg, un tramo muy escénico y duro, con bastantes colinas. Aquí se concentraron el mayor número de pinchazos, dos repetidos por no llevar la presión adecuada. Había una sensación de mosqueo bastante importante, era el tramo que mas dudas nos generaba pero quitarlo suponía restarle al recorrido una de las sirgas mas expectaculares. Preguntando durante el almuerzo si eliminarian este tramo a aquellos en quienes el enfado había sido mas visible, la respuesta fué un rotundo no, era imprescincible por su belleza.








    Cruzando estas colinas, cuando el salitre del sudor se amalgama con el polvo de las sirgas, tan absortos en dejar suficiente espacio con el ciclista que llevamos delante para poder percibir con mas claridad la trazada que debemos realizar, notamos las punzadas del desarrollo tan duro que exige rodar por las sirgas. Las colinas, de golpe se antojan que tienen mas desnivel de lo esperado y nos preguntamos demasiado tarde si debíamos haber subido un par de piñones. "Camina o revienta", parece silbar el viento a nuestras espaldas, recordándonos a "el Lute" cuando a la altura de Frómista, se lanzó al canal huyendo de la guardia civil mientras era trasladado desde el penal de Santoña.


















    Cerca de Frómista en una repetición para realizar una foto no me dí cuenta que tenía poca presión y volví a pinchar esta vez de llantazo. Me subí al coche para no retrasarnos mas, el almuerzo se enfriaba, dándome el tiempo justo de cambiar la cámara y llegar a Frómista al tiempo que el resto de los compañeros.






Foto de familia realizada por Peter en la esclusa de Frómista...



    En Frómista tenemos previsto que apartir del 2010 comience la marcha corta probablemente coincidiendo con la llegada de los primeros ciclistas que estén realizando la marcha completa, aún no hemos decidido ese tema, dependerá de la "logistica" que podamos desplegar.


    Con el estómago lleno, el propietario del restaurante tenía razón cuando encargamos el almuerzo para ese día no pudimos comerlo todo, haremos la digestion pedaleando por asfalto, de tertulia hacia Támara de Campos...







La cota nº 5, Alcor...






Amusco, Mozón de Campos, Villaumbrales...








    Llegando a Palencia antes de "el Serrón" vuelvo a pinchar, por asfalto. Decido subirme al coche y adelantarme hasta el avituallamiento de Palencia para buscar tranquilamente las causas, dos pinchazos en asfalto consecutivos es muy raro, sobre todo cuando pincho no mas de 5 o 6 veces al año. Reviso el fondo de llanta y descubro una rebaba con forma de aguja, compruebo las tres cámaras que he pinchado, incluso la del llantazo y las tres tienen un agujero en esa zona, con una cámara cortada refuerzo el fondo de llanta y apenas me da tiempo a montar la rueda cuando aparecen el resto de los compañeros. Me he saltado una sirga con una de las esclusas mas grandes, la tengo fotografiada de otra ocasión...




Un pequeño callejeo por Palencia hasta la dársena y salir por una sirga muy guapa hacia la cota nº 6, Monte Viejo...







Monte Viejo lo realizamos íntegramente por asfalto, la carretera blanca prevista está en muy mal estado a causa del transito continuo de automóviles...






¡¡¡Uffff....!!!, en una ruta tan larga da tiempo para tener crisis y con experiencia resolverlas. Esta ruta para bici de montaña se hace muy larga, aguanto bien los 70 km que quedaban dandose el lujo de atacarnos llegando a Valladolid,... jejejeje...






Tras este calentón retomamos el canal con los infiltrados de las ruedas gordas...







Y una de las esclusas mas chulas del canal...




La cota nº 7, en la población de Dueñas con un tramo de pavé cortito...



Con el gancho hacia la siguiente sirga...



Con el sol retozando por el horizonte sufrimos el último pinchazo, esta vez de una de las bicis de montaña y por asfalto...







Los leguarios, solo vimos dos durante todo el recorrido, supongo que estarán a buen recaudo en fincas y viviendas privadas...


Con nocturnidad y alevosía recorremos las últimas sirgas hasta Valladolid sin mas incidencias que la emoción que supone recorrer las sirgas a oscuras con el reflejo del canal a tu lado...












Tras dejarnos lo que nos quedaba de fuerzas en el pique subiendo la cota de Parque-Sol el brindis de los campeones pasó directamente a sangre... jejejeje...





La dársena de Valladolid fotografiada al día siguiente, a la hora que pasamos veíamos bien poco...












    Hay mas fotos pero hasta que no se publiquen en los medios correspondientes no las subiré.

    Al final sumamos 7 pinchazos, tres de ellos por asfalto, los tres míos debido al mal estado del fondo de la llanta y uno de lo ocurridos en las sirgas por no llevar suficiente presión en las ruedas. Es interesante remarcar que los pinchazos en las sirgas ocurrieron a los que mas pesábamos, de 80 kg en adelante...
Según una extrapolación realizada por Faeda en 180 ciclistas hubieran sido 36 pinchazos,... no está mal,... jejejeje...


Carmelo Ortega.


Para saber mas:

www.gpcanaldecastilla.com

Proyecto GP Canal De Castilla.

Meta 2 Mil.

Biciclismo.com

Diario Palentino

wielerupdate.nl

wielermagazine.com


20 minutos, ed Madrid, Valladolid, Coruña y Vigo; Pag 11





7 comentarios:

Martín Francisco dijo...

Enhorabuena por la ruta, las fotos y los comentarios.
Se queda uno anonadado.

pepe dijo...

Estimado Carmelo,

Impresionantes fotos y muy entretenido el relato de la marcha. Me quedé con las ganas de haberos acompañado. El próximo año no fallo.

Saludos.

Chuparuedis dijo...

Gracias por los comentarios,



Pepe, ¿Pepe Leches?, si eres quien creo a ver si nos vemos en la comida de fin de temporada.

Saludos.

Anónimo dijo...

Lamento haberme perdido este evento... impresionante.

javiblanco

frunny dijo...

Hola Javi Blanco!
Soy Fran de Ferrol, estuve contigo en burguete. Participé con chuparruedis en la marcha del Canal:IMPRESIONANTE

Chuparruedis, no tengo tu email, me lo pasas por miarroba?
Felicidades por tu blog.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Estupenda idea, preciosas fotos y muy buena crónica.
Con tu permiso voy a poner un link en mi blog, para animar a la pandilla a participar en la próxima edición.
Un saludo.

ARSENIO dijo...

Enhorabuena por el reportaje, me habéis ilusionado y voy a intentar realizar la marcha. Un saludo